Málaga, el puerto de salida de tu próximo crucero en el Mediterráneo

Málaga es un punto de salida ideal para los cruceros mediterráneos. Lugar de excepción para unas vacaciones, esta ciudad portuaria merece una visita más larga de una simple escala. En Málaga y su región abundan los sitios de interés, y las experiencias inolvidables que se pueden vivir en la ciudad andaluza impresionarán a todos los turistas.

España oculta atractivos innumerables y turísticos y Málaga es uno de estos que encantará a todos los viajeros. Si los cruceros desde Málaga son numerosos, las curiosidades de la ciudad malagueña merecen unos días adicionales. En la extremidad meridional de la península ibérica, hay que descubrir el esplendor de Andalucía en el tiempo de una escala a Málaga. Destino principal de esta parte de España, esta ciudad es famosa en primer lugar para ser la capital de la Costa del Sol. Además de su fuerte popularidad cerca de los viajeros aficionados de destinos balnearios, esta bonita ciudad situada en las puertas de África ofrece monumentos y sitios preservados, auténticos símbolos de épocas pasadas. Los apasionados de historia y de descubrimiento serán satisfechos, así como los enamorados de las obras de arte, en el tiempo de la visita de las galerías malagueñas dedicadas a uno de los artistas más importantes del siglo XX, Pablo Picasso. Antes o después del crucero, pasar por Málaga puede ser la ocasión para saborear especialidades culinarias típicas con un fondo musical de flamenco, dos embajadores importantes de la riqueza cultural de Andalucía. En toda la región no faltan sitios para prolongar la estancia. En el norte, cerca de una sesenta de kilómetros separan Málaga de Nerja, una pequeña ciudad balnearia célebre para sus cuevas y su Balcón de Europa. Este promontorio natural suscita la curiosidad de los viajeros debido a su posición excepcional en el Mediterráneo.

Playas que rivalizan en belleza

Ciudad costera por excelencia, Málaga es sinónimo de playas para la mayoría de viajeros. La reputación de la Costa del Sol es reconocida en el mundo entero, y una escala parece insuficiente para apreciar este litoral bañado por elsol durante más de 300 días al año. Las playas de la región parecen hacer una competición entre ellas para ganarse a los turistas, ya que cada una es famosa para su belleza. Aguas límpidas que bordean extensiones largas de arena blanca o de guijarros son el paisaje habitual ofrecido a los turistas de paso en Baños del Carmen, San Andrés, Guadalmar o El Candado. Pueden organizarse allí muchas actividades con el fin de poder apreciar más estos lugares paradisiacos. De la natación al bronceado pasando por el submarinismo, grandes y pequeños estarán encantados.

Un viaje en el tiempo en el centro histórico de Málaga

La estancia coge otro sabor a la vista de los monumentos malagueños que testimonian el pasado ilustre de la ciudad andaluza. Hay que visitar el centro histórico de Málaga para descubrir de más cerca las huellas de los tiempos antiguos preservadas aquí desde más de un milenio. Imprescindible una vuelta por la fortaleza de Alcazaba para explorar este edificio adornado de columnas decoradas en origen y a las puertas fortificadas cuya construcción se remonta al siglo VIII. Aquí el paseo es agradable y el palacio comprende un jardín árabe y pasillos suntuosos que invitan al paseo. Siempre en el centro de Málaga, no hay que perder una visita a la catedral. Erigida desde el siglo XVI, esta iglesia tiene la particularidad singular de ser marcada por varios estilos arquitecturales, yendo del estilo renacimiento al gótico, sin olvidar sus fachadas barrocas.

Málaga, ciudad de arte y cultura

En el curso de una escala a Málaga los viajeros se darán cuenta rápidamente de la conexión intrínseca entre Málaga y Pablo Picasso. Varias galerías de la ciudad se dedican a difundir la obra del pintor y una visita al Museo Picasso es imprescindible. De toda forma en diferentes museos de la ciudad hay numerosas colecciones de obras artísticas que merecen una visita. El museo de las Bellas Artes y el de Las Artes y tradiciones populares exponen objetos que datan de épocas variadas, desde esculturas y muebles a las cerámicas barrocas y góticas o del renacimiento. Uno de los pilares de la cultura andaluza se puede descubrir saboreando una comida en uno de los restaurantes de Málaga. Para los viajeros se sirve cada día lo mejor de la gastronomía tradicional local, con platos típicos a base de tapas, de frutos de mar y de jamones excelentes. Al sonido de flamenco, los visitadores apreciarán el célebre pescaito frito, una especialidad malagueña de salmonetes y sardinas freídos.

Málaga, el puerto de salida de tu próximo crucero en el Mediterráneo
5 (100%) 1 vote

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

Comparte nuestro artículo en tus redes sociales

Shares